El Biomagnetismo consiste en el reconocimiento de puntos de energía alterados en nuestro organismo y que en su conjunto están dando origen a una enfermedad o malestar de curso agudo, crónico y que pueden o no estar presentando algún tipo de sintomatología. Este reconocimiento se efectúa mediante la utilización de imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se colocan en diversos puntos energéticos del cuerpo efectuando un rastreo o escáner biomagnético. Una vez reconocidos y confirmados los puntos energéticos que están alteradas en su potencial energético (corresponden con órganos y tejidos que están sufriendo la distorsión), el terapeuta coloca un par de imanes (cargas opuestas) en esos puntos por un tiempo que fluctúa entre 10 y 15 minutos por cada par biomagnético alterado encontrado (zona ecuatorial) ó 40-60 minutos en zonas cerca a los polos.

Este modelo médico, el más valioso de la era moderna, es un descubrimiento hecho por el médico mexicano, Dr. Isaac Goiz Durán, y es quien ha desarrollado en su mayor esplendor la técnica del Par Biomagnetico; técnica que utiliza pares de imanes colocados en puntos concretos del cuerpo para reequilibrar el pH y eliminar virus, bacterias, hongos y parásitos, ayudando de este modo al organismo a recuperar la salud de un modo natural, limpio y rápido.

   

Go to top