- Libera  puntos energéticos bloqueados o alterados Energéticamente inclusive desde la vida intrauterina.

- Detecta Asintomáticamente que órgano del cuerpo se encuentra alterado y polarizado, ya que si el paciente no tiene síntomas ni manifestación alguna de malestar pues maravillosamente el Biomagnetismo sí detecta que órgano de su cuerpo esta predispuesto a enfermarse.

- Es compatible con cualquier otra forma de terapia alternativa y también puede utilizarse simultáneamente con tratamientos alopáticos tradicionales.

- Como energetizante, este tipo de terapia descubrió que el polo positivo (+) activa, impulsa y fortalece los procesos biológicos del organismo, es dinamizador, vitalizante y proporciona energía. Por lo tanto, está especialmente indicado en casos de debilidades y desgarros musculares, fracturas de huesos y ligamentos, esguinces, rehabilitación, cicatrización de heridas, entre otros.

- El polo negativo (-) del imán es analgésico, antinflamatorio, relajante y detiene los procesos nocivos para el organismo y, está principalmente indicado para calmar o suprimir el dolor.

- Desde la primera o segunda sesión el enfermo ya comienza a notar cambios positivos en su salud. En promedio para casos crónicos pueden requerirse 4 o 5 tratamientos, pero el número real lo determinará el mismo paciente y sus patologías.

   

Go to top